sábado, 20 de diciembre de 2008

MEDICAMENTOS PARA TRATAR LA HTA

A continuación describo brevemente los distintos grupos de medicamentos que con mayor frecuencia  se utilizan para el tratamiento de la HTA. Esta lista no es exhaustiva, y sólo debe servir como orientación sobre los productos que usted toma. 

Tenga en cuenta que los medicamentos para tratar la HTA suelen usarse durante años y años, por lo que en general son productos muy seguros, que no hacen daño irreversible a ninguna parte del organismo si se utilizan correctamente. Sin embargo, si es frecuente que , antes o después, aparezca algun tipo de efecto secundario, que  puede obligar a cambiar el tratamiento, desapareciendo esos efectos en pocos dias. No dude en consultar con su médico cualquier aspecto que le pueda preocupar.

-         Betabloqueantes

 En general, los principios activos de los betabloqueantes terminan en “ol”: propranolol, atenolol, metoprolol, bisoprolol, etc. Aunque hay diversos subgrupos con distintas propiedades farmacológicas, la mayoría de los betabloqueantes reducen la Tensión arterial y la frecuencia cardiaca, lo que hace que el corazón trabaje más “descargado”.

Si usted se lee el prospecto que viene en las cajitas de estos medicamentos, probablemente creerá que son venenos puros, dado el gran numero de contraindicaciones y efectos secundarios que se describen (situación por otra parte común a la mayoría de los medicamentos verdaderamente eficaces). No se preocupe, si su cardiólogo le ha prescrito un betabloqueante es porque piensa que lo necesita, y, además, son fármacos muy conocidos y experimentados durante muchos años. Por supuesto, consulte con su médico cualquier duda o posible efecto secundario que usted crea observar, pero le recomendamos no suspender el tratamiento por su cuenta. 

Es importante saber que los pacientes con asma bronquial no deben tomar betabloqueantes, ya que podria empeorar el asma.


-         Diuréticos

 Son medicamentos que, como su nombre indica, aumentan la producción de orina en el riñón. Con ello se consigue evitar la retención de líquidos y reducir la tensión arterial.

Los diuréticos son de distintos tipos y potencias. Para los pacientes hipertensos suelen usarse  los más suaves, en pequeñas dosis y como complemento de otros medicamentos antihipertensivos. Para pacientes con retención grave de líquidos (insuficiencia cardiaca) se usan diuréticos más potentes, las dosis son más altas y requieren vigilancia estricta de sus efectos.

Le recordamos que el uso de diuréticos en ninguna forma evita la necesidad de restringir la sal en la dieta. Y también que estos productos no deben ser consumidos nunca para el tratamiento de la obesidad, y menos sin el oportuno control médico. Esto, que es verdad para la mayoría de los medicamentos, es especialmente necesario en el caso de los diuréticos por la posible pérdida de electrolitos, como el potasio, que producen los diuréticos más potentes.

 

-         Inhibidores de la Enzima de Conversión de la Angiotensina (IECA’s)

 Son fármacos muy utilizados para el control de la Hipertensión arterial y el tratamiento de la insuficiencia cardiaca.

Generalmente terminan en “pril”: Captopril, enalapril, por mencionar algunos de los primeros miembros de esta familia, ahora muy numerosa. Se toleran muy bien, aunque en algunos pacientes pueden producir una tos seca, irritativa, que llega a ser muy molesta, aunque no grave. Si este es su caso, comuníqueselo a su médico, ya que hay alternativas similares que no producen tos.

 -         Antagonistas de la Renina-Angiotensina (ARA-II)

 Este grupo de productos tiene nombres terminados en “an”: Losartán, Valsartán, Candesartán, Telmisartán, etc. Actúan, aunque a distinto nivel, en el mismo sistema de los IECAs, y tienen efectos muy similares. Son una buena alternativa para los pacientes que no toleran los IECAs por cualquier motivo, especialmente por la aparición de tos irritativa, como ya hemos mencionado. Los ARA II sólo raramente producen tos, y en general son productos con un bajo nivel de efectos secundarios, por lo que son ampliamente utilizados para el tratamiento de la HTA y de la insuficiencia cardiaca.

 -         Antagonistas del Calcio

 Son medicamentos utilizados para reducir la tensión arterial, aunque también tienen propiedades antianginosas, es decir, para el tratamiento de la angina de pecho. Existen diversos tipos: los terminados en “ino”: nifedipino, amlodipino, etc, y además el Verapamilo y el Diltiazem, citando sólo a los más conocidos. Sus propiedades farmacológicas varían entre ellos más que en los demás grupos, ya que unos reducen la frecuencia cardiaca y otros no, así como también son distintas sus indicaciones y efectos adversos, por lo que no podemos darle más detalles como “familia”. Solo mencionaremos que los productos terminados en "ino" pueden producir hinchazon de las piernas, a veces molesta, que se quita rapidamente al suspender el tratamiento. Este efecto se debe a sus propiedades vasodilatadoras

3 comentarios:

juan gabriel poveda patiño dijo...

hola doctor mi pregunta es la siguiente yo tengo una tripleta ventricular y trastorno de panico anciedad paroxistica episodica y llevo 2 meses y medio incapacitado sera q si puedo seguir trabajando en lo mismo yo corto caña larga muchas gracias....

L. Glez dijo...

Hola Dr buen dia. Le escribo de Mexico, mi edad es 60 años. Y tengo aproximadamente 20 años de tomar propanolol de 20 miligramos por un temblor simple que tengo desde entonces y he ido aumentando la dosis con el tiempo, de tal manera que ahora tomo una tableta de 40 miligramos por las mañanas, lo cual me permite tener estabilidad en mis movimientos. Y si no son totalmente normales puedo decirle que son poco observables a simple vista. Lo que me da tranquilidad.
Mi pregunta es, podra utilizar siempre este medicamento? No me hara algun daño a la salud? Y tambien quiero saber si con el tiempo dejara de funcionarme el medicamento.
Le mando un afectuoso saludo y bendiciones para usted y los suyos

Anónimo dijo...

Doctor buenos días, soy de chile.
Le explico: me diagnosticaron ansiedad hace ya cinco años, comencé con extrasístoles aisladas, pero al pasar el tiempo fueron cada vez más seguidas. Me recetaron clonex de 0.5 y con eso estuve bien unos ocho meses aproximadamente. Pero el efecto se fue haciendo cada vez más tenue y por decisión propia lo deje y termine tomando todos los días propranolol de 20 mg. La cosa es que con el tiempo e ido sintiendo que ya no son aisladas, ahora cada cierto tiempo me empieza una arritmia de golpe y con latidos desordenados, ni rápido ni lento sino que desordenados. La que más me duró fue de unos diez segundos y me dejó convaleciente el resto del día y con una angustia enorme. Eso me pasa cada unos tres meses y entre ese tiempo siento mi corazón con una sensación de inestabilidad. Hace tres años me hicieron un ecocardiograma y salió normal, y un holter de 24 horas el cual no mostró nada porque justo ese día me sentí bien. En urgencia he estado unas cuantas veces durante ese lapso de tiempo pero justo cuando me ponen el electro no viene la arritmia y enseguida dicen usted está ansioso. A veces por el sólo hecho de mover un brazo o la cabeza siento un par de latidos desordenados. Agradecería una opinión doctor, ya que a los que sufrimos de esto nos mantiene pensando todo el día en que nos vamos a morir.